martes, 10 de marzo de 2009

Sociedad y Adulto Mayor:
Condiciones Actuales de Desarrollo.

Escrito por Diego Padilla Zelada


El artículo trata acerca de un grupo social muy importante en los últimos tiempos, es el de los Adultos Mayores y de cómo ellos se insertan en la sociedad contemporánea, junto con las limitaciones y oportunidades que experimentan dentro de la comunidad; el trabajo se divide en cuatro segmentos, cada uno con temática en particular. El primero versa sobre la percepción que la sociedad tiene con respecto a este grupo etáreo, el segundo nos habla del contexto social de ellos en la actualidad desde distintas ópticas, luego proseguimos con una serie de elementos concretos que deben existir para que los Adultos Mayores se integren y participen en la sociedad y/o comunidad. Finalmente llegamos a los diversos prejuicios y errores que les afectan al tener un rango social y de edad que no es bien considerado o comprendido por toda población.

Por tal motivo es fundamental generar conocimientos e investigaciones al respecto, con el fin de que los Adultos Mayores se integren, participen y se desarrollen adecuadamente en la sociedad, a través de lo cual se van a lograr una serie de avances sociales y científicos de gran importancia, al conocer mejor la realidad social de este grupo por el rol que ellos logran al posicionarse cada vez más en la sociedad.

Introducción

El presente trabajo tiene por objeto dar a conocer la situación de los Adultos Mayores en la sociedad, estos experimentan una serie de cambios, vivencias y experiencias, que los hace ser un grupo particular en la sociedad contemporánea.

Por otra parte se dan una serie de criterios específicos para conocer, comprender y ayudar a ellos, porque es fundamental que se sientan integrados a su realidad, como también que se le conozca mejorando así la relación dentro de la sociedad al ser una problemática social de gran importancia tanto en Chile como en el resto del mundo.

En fin, los Adultos Mayores son un porcentaje importante a nivel social y cultural el que ha ido en aumentando, llegando a 1.154.934 habitantes de los cuales 482.053 corresponden a hombres y 672.881 a mujeres, en el año 2000 según las cifras que maneja el INE para lo que es necesario conocer mejor su realidad y problemas y mediante este informe se quiere lograr o colaborar para que así sea; esto último con el objetivo de que ellos sean reconocidos y valorados completamente en la actualidad nacional y sean vistos como un contingente de personas que sobran y/o molestan. Claro está que no es así por la participación social que ellos han logrado y ganado en la actualidad a través de distintas instancias como lo es el Parlamento del Adulto Mayor de la Provincia de Concepción que desde 1995 a funcionado con buenos resultados y es una acción a imitar por otras zonas de la nación.

La Sociedad y el Adulto Mayor

Al comenzar el siglo XXI el número de habitantes nacionales llega a los 15 millones, quintuplicando la población de 1900 y en donde hay una notable disminución de las tasas de natalidad y mortalidad, dando como resultado un acelerado envejecimiento de la población. Lo antes dicho es un fenómeno normal de transición en las naciones que están en vías de desarrollo o en subdesarrollo; esto confirma certeramente la tendencia al envejecimiento de la población ya que en 1950 la edad media era de 26 años con un 18.7% de mayores de 60 años por cada cien menores de 15 años y al comenzar el año 2000 hay un promedio de edad de 31 años, con un 35.8% de Adultos Mayores por cada cien menores.

Por lo tanto vemos que para el 2025 las cifras o índices se estrechan al esperarse un 82.2% de mayores de 60 años por cada cien menores de 15 años, en donde el promedio de edad para entonces se estima en 36 años; dicha situación es relevante para comprender y enfrentar los desafíos que vienen en las distintas áreas sociales tales como la economía, salud, seguridad social, entre otras. Esto da como resultado la elaboración de una política para el Adulto Mayor a nivel nacional, por lo importante que este segmento de la población es lo cual produce que la seguridad social tenga un gran desafío por el creciente aumento del número de jubilados y de Adultos Mayores en la sociedad; dadas las múltiples prestaciones que ella da a este grupo social, vía AFP, Cajas de Compensación, INP. etc. para poder desarrollar sus actividades.

La vejez es vista generalmente como un período de declive físico y mental, a las personas se les califica como “viejas” al ser percibidas de manera estereotipada y considerando que ellas sufren de enfermedades, soledad, tristeza, abandono, etc.; las propias personas ancianas o Adultos Mayores participan y aceptan dichas creencias mas su autopercepción va cambiando paulatinamente al considerar que las otras personas son las viejas y no ellas, rechazando el calificativo de viejos para sí. Esto sucede al haber asimilado que las personas ancianas son decadentes en lo económico, y en lo social; lo anterior se produce por los cánones impuestos por la sociedad actual con respecto a la belleza, juventud, productividad, y consumo y en donde los individuos diferentes no tiene una cabida en esta sociedad competitiva. Por dicho motivo algunos Adultos Mayores tienden a identificarse con el rol que la sociedad le asigna y/o impone en esta etapa de su vida con el objeto de ser aceptados e integrados socialmente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario