jueves, 22 de octubre de 2009



¿Qué es una Buena Alimentación para el Adulto Mayor?


En la etapa de la adultez mayor, la nutrición es muy importante para la salud física y emocional. Por ello, la dieta que lleven los adultos mayores debe ser equilibrada, variada y gastronómicamente aceptable. La comida debe ser fácil de preparar, estimulante del apetito y bien presentada, apetecible y además de fácil trituración o desintegración y digestión.
El adulto mayor debe tener una alimentación variada, en la que diariamente se incluyan frutas; verduras; leche o productos lácteos con poca grasa; carnes o legumbres; pan; cereales (arroz, sémola, fideos)
Asimismo, debe preferir el pescado, pavo o pollo y evitar las carnes rojas, por su alto contenido de colesterol.
Estos alimentos permiten vivir saludablemente, porque aportan suficientes proteínas, grasas esenciales, minerales, vitaminas, hidratos de carbono y agua.
Gracias a ellos, nuestro cuerpo funciona bien y crea los mecanismos para defenderse de las enfermedades.
II.- Recomendaciones de Consumo de Alimentos
Carnes
• Reemplace las carnes rojas por legumbres, carne vegetal, huevos, jurel, atún o salmón en conserva.
• Al comprar carne, elija la que tiene menos grasa.
• No compre huesos, porque no alimentan.
Huevos
• Consuma 1 a 2 huevos en la semana.
Fibra
• Aumente el consumo de alimentos ricos en fibra, como legumbres, frutas y verduras crudas, pan y cereales integrales. La fibra de los alimentos ayuda a bajar el colesterol y mejora la digestión.
Agua
• Beba agua en los intervalos de las comidas, 6 a 8 vasos en el día.
Sal
• Consuma sal muy moderadamente. Lave los alimentos que contienen mayor cantidad de sal como: aceitunas y atún en conserva, entre otros.
Te y café
• Disminuya el consumo de té y café, porque alteran el sueño y son diuréticos, es decir, contribuyen a la deshidratación, en especial cuando se toma poco líquido.
Alcohol
• Si toma bebidas alcohólicas, disminuya su consumo a no más de una copa de vino tinto al día. El alcohol modifica el efecto de los medicamentos, aumenta el riesgo de accidentes, caídas y fracturas, y eleva la presión sanguínea.
Hábitos
• Coma lento, mastique bien
• Si tiene problemas para masticar, coma la carne molida y las verduras, y frutas ralladas o cocidas.
• Coma en lo posible 4 comidas al día.
III.- Autocuidado del Adulto Mayor

Existe la creencia errónea, que la pérdida dental es una consecuencia natural del envejecimiento. Sin embargo, esta se debe, normalmente, a una limpieza deficiente. Lo principal es una adecuada y constante limpieza de la lengua, mucosa, encías y dientes, los que se deben lavar con un cepillo mediano-suave después de cada comida. De esta manera, estará evitando enfermedades, mal aliento, gasto de dinero en dentista y, sobre todo, la pérdida de sus piezas dentarias.
Otro factor que ayuda a una vida saludable en el adulto mayor es mantener un hábito diario para la eliminación intestinal.
Para ello se aconseja:
• No esperar el último momento para ir al baño.
• Evitar en lo posible, el uso de laxantes.
• Consumir alimentos ricos en fibras, como frutas y legumbres, y tomar unos dos litros de agua diarios.
• Desarrollar actividad física periódica y regular.
IV.- Requerimientos Nutricionales
Las necesidades nutricionales dependen de cada persona, su edad, sexo, contextura física, condición biológica o patológica, actividad física, etc.
Estas necesidades se satisfacen por medio del consumo de diferentes nutrientes, entre los cuales se encuentran proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas y minerales.
Proteínas
Es necesario incluir alimentos ricos en proteínas completas, debido a que contribuyen a mantener
los órganos, tejidos (músculos, huesos), y el sistema de defensas en buenas condiciones para
combatir las enfermedades.
Las proteínas que se encuentran en el huevo, carnes, pescados, y lácteos son de mejor calidad que las que se encuentran en alimentos de origen vegetal (legumbres y cereales). Sin embargo, la combinación de cereales con lácteos (leche con arroz o con sémola) o de legumbres con cereales (lentejas con pan, porotos con fideos, garbanzos
con arroz) originan proteínas de tan buena calidad como las de origen animal.
Hidratos de Carbono
Son la fuente energética más barata y fácil de obtener. Su consumo adecuado permite mantener un peso
y la composición corporal ideal. El excesivo consumo de hidratos de carbono puede provocar caries dentales, sobrepeso y obesidad, alteración de los niveles de lípidos en sangre, diabetes, intolerancia a la lactosa o a la galactosa.
Existen dos tipos de hidratos de carbono, los de absorción rápida, que llegan prontamente a la sangre, (azúcar, almíbar, caramelo, jalea, dulces, miel, chocolate y derivados, repostería, pastelería, galletas, bebidas refrescantes azucaradas, fruta, y su zumo, fruta seca, mermeladas). Estos deben consumirse en forma racional y en cantidades moderadas.
Otro tipo de hidratos de carbono son los de absorción lenta, que pasan más pausadamente del intestino a la sangre, (verduras, hortalizas, farináceos como el pan, arroz, papas, pastas, legumbres, cereales de desayuno). Estos se deben consumir en cada comida del día.



GRUPO DE EDAD ADULTO MAYOR

DE USTED DEPENDE NO DEPENDER DE LOS DEMÁS

MANTENGASE ACTIVO

¿Por qué?

Si hace más actividad física:

  • Se sentirá más relajado, tendrá más energía
  • Estará menos expuesto a accidentes
  • Se verá mejor y le será más fácil mantener un peso adecuado
  • podrá prevenir o controlar mejor las enfermedades al corazón, obesidad, presión alta y diabetes.
  • Gastará menos en salud
  • Podrá mejorar su memoria y concentración

¿Qué hacer?

  • Trasládese caminando para ir a la compra o a visitar a familiares o amigos
  • Salga a pasear caminando con sus seres queridos
  • Escoja el ejercicio que más le guste y practíquelo 3 veces a la semana

IMPORTANTE:

  • Haga actividad física, pero no se sobre exija
  • Aumente la frecuencia, duración e intensidad de sus ejercicios en forma progresiva
  • Si siente algún malestar, detenga la actividad y consulte a su médico.
  • También se puede hacer ejercicios sentado

CONSEJO SOBRE ALIMENTACIÓN:

  • Recuerde que el consumo de dos o tres lácteos al día es importante para mantener la fortaleza de sus huesos.
  • Trate de comer dos platos de verduras y dos o tres frutas cada día. La fibra que contienen ayuda a bajar el colesterol y mejora la digestión.
  • Coma pescado cocido al horno, al vapor o a la plancha dos veces por semana. Le ayudará a mantener su colesterol
  • Reduzca el consumo de sal, recuerde que los alimentos que vienen preparados ya contienen sal
  • Beba bastante agua entre comidas, 6 a 8 vasos en el día

NUNCA ES TARDE PARA HACER NUEVAS AMISTADES.

INTEGRESE A LAS ACTIVIDADES QUE SE REALIZAN EN SU BARRIO O COMUNA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario